El Escorial conciencia sobre el peligro de tirar toallitas húmedas al inodoro

19 NOV’20.- Se suma a la campaña de concienciación del Canal de Isabel II para alertar de los problemas derivados de este gesto que se ha convertido en una de las grandes amenazas de las redes de saneamiento.

El Ayuntamiento de El Escorial se suma a la campaña del Canal de Isabel II para dar a conocer a los vecinos todos los problemas derivados del hecho de tirar las toallitas húmedas al inodoro. Y es que, a diferencia de lo que indican algunos envases, las toallitas húmedas no son desechables y su destino debe ser la papelera o el cubo de basura.

Lo que desconocen muchos ciudadanos es que el hecho de arrojar una toallita húmeda por el inodoro se han convertido en un gran problema para las redes de saneamiento, tanto generales como particulares, ya que acaban ocasionando enormes tapones en colectores, arquetas o estaciones depuradoras.

La principal causa de ello es que no se desintegran bien en el agua, debido a su composición, a diferencia del papel higiénico, que al cabo de media hora se ha disuelto casi al cien por cien en el agua. Las toallitas, por el contrario, necesitan un par de días para deshacerse apenas un 36 %. Por eso, llegan prácticamente intactas a las depuradoras, acumulándose en las rejas de llegada a las EDAR y en las bombas, especialmente en época de lluvias. Desde allí, una vez retiradas, se llevan a los vertederos.

Este hábito puede causar serios daños no solo en instalaciones interiores de las viviendas y en infraestructuras hidráulicas, sino, por supuesto, en el medio ambiente.

Por todo ello, desde la Concejalía de Medio Ambiente se han comprometido con la difusión de este mensaje, para que todos los vecinos conozcan los consejos de “la pequeña Matilda”, recordando que por el váter únicamente se deben depositar tres cosas: orina, heces y papel higiénico.

 

TOP