Se cierra el 2018 cumpliendo, una vez más, el objetivo de déficit cero

13 MAR’19.- La Concejalía de de Hacienda del Ayuntamiento de El Escorial informa de que se ha cerrado el ejercicio de 2018 cumpliendo con el objetivo de déficit cero al igual que se viene haciendo en los últimos ocho años de forma consecutiva.

La Liquidación del Ejercicio de 2018, aprobada por Decreto de Alcaldía y de la que se dio cuenta en el Pleno extraordinario del 21 de febrero, arroja un remanente de tesorería positivo. Si partimos del escenario que se encontró el Equipo de Gobierno en 2007 con una situación de déficit, la evolución durante estos seis años es evidente y muy positiva:

 -3,3 millones de euros en concepto de facturas pendientes de pago en 2007

 -3,1 millones de euros en concepto de deuda bancaria (capital a largo plazo) en 2007

Este remanente de tesorería positivo, como instrumento de financiación, arroja un superávit presupuestario de 1.390.000€  que será aplicado a inversiones financieramente sostenibles, mas los 140.000€ que se destinará a la compra de una parcela en Peralejo para un parque infantil.

Asimismo, la concejal de Hacienda, Conchita Vicente, ha señalado que ésta es una liquidación de cuentas “satisfactoria”, fruto de una “gestión responsable”. Prueba de ello, es que en 2018 “también se ha producido una depuración importantísima de expedientes antiguos que se ha traducido en una bajada tanto de derechos como de obligaciones que han favorecido el aumento del ahorro neto”.

 Además, la liquidación arroja otras dos buenas noticias, explica Vicente. Por un lado, que el ahorro neto es positivo y por otro que, “en cuanto a los niveles de endeudamiento, el Ayuntamiento no tiene carga financiera alguna, gracias a la política de amortización anticipada de los últimos años, lo que se traduce en destinar más recursos a la inversión municipal ”.

En definitiva, añade la responsable de Hacienda, “el Ayuntamiento de El Escorial no sólo tiene capacidad de financiación sino que cumple con el objetivo de estabilidad presupuestaria”. Todo ello, se traduce en que el Consistorio cuenta a día de hoy con un nivel de liquidez que permite cumplir con los plazos legales de pago a proveedores de 13 días.

- Periodo medio de pago en 2007: 136 días

- Periodo medio de pago en 2018: 13 días desde que la factura se registra en el Ayuntamiento

 

La lectura que hace el Equipo de Gobierno de los datos aprobados es, en definitiva, que se trata de un balance "especialmente satisfactorio pues desde el año 2008 no ha habido nunca más gastos que ingresos”.

El Ayuntamiento, gracias a la rotura del techo de gasto el año pasado, ha aumentado su capacidad para gastar en 2019, con lo cual, muy positivamente, este año se podrá gastar 471.000€ más que en 2018, lo que supone un incremento del gasto estructural NPen todas las áreas.

 

TOP